martes, 10 de noviembre de 2009

CRIMINALISTICA (Concepto, Objeto, Método y fin)



CRIMINALISTICA (Concepto, Objeto, Método y fin)


CONCEPTO. “Criminalística es la disciplina que aplica fundamentalmente los conocimientos, métodos y técnicas de investigación de las ciencias naturales en el examen del material sensible significativo relacionado con un presunto echo delictuoso, con el fin de determinar, en auxilio de los órganos encargados de administrar justicia, su existencia, o bien reconstruirlo, o bien señalar y precisar la intervención de uno o varios sujetos en el mismo.

OBJETO. El objeto no puede ser nunca vago, sino que, al contrario, debe ser debidamente precisado y definido. Mario Munge afirma “la naturaleza del objeto en estudio dicta los posibles métodos especiales del tema o campo de investigación correspondiente: el objeto (sistema de problemas) y la técnica van de la mano. La diversidad de las ciencias está de manifiesto en cuanto atendemos a sus objetos y sus técnicas; y se disipa en cuanto se llega al método general que subyace a aquellas técnicas”.

METODO.

1. EL METODO DE LA CIENCIA CRIMINALISTICA

La criminalística reviste al mismo tiempo el carácter de ciencia especulativa y el de técnica o ciencia aplicada. Para llegar a la formulación de sus principios o leyes, la ciencia de la Criminalística aplica el método general de las ciencias naturales. Este método consiste en la inducción.
El método inductivo consta de tres pasos o etapas principales: observación, hipótesis y experimentación.

a) Observación. Es el atento estudio de los hechos o fenómenos para conocer su naturaleza, mediante la aplicación de los sentidos dirigidos y controlados por la inteligencia.
b) Hipótesis. Ensayo de explicación de los fenómenos que investigamos, es un intento previo de solución de los problemas a que nos enfrentamos. Tiene como función primordial orientar la investigación. Sin embargo, au siendo errónea puede ser algunas veces muy productiva. Varios de estos ejemplos se encuentran en la historia de la ciencia.
c) Experimentación. Es la detenida y meticulosa observación de fenómenos producidos intencionalmente y en forma repetida por el observador, ya sea en el laboratorio o al aire libre. La experimentación permite precisar variaciones en los factores involucrados en el determinismo de los fenómenos que se estudian, además permite obtener nuevos datos significativos y permite verificar las hipótesis con los hechos observados durante los experimentos.
Sin la experimentación es imposible comprobar las hipótesis científicas y también es imposible la formulación de leyes y principios científicos verdaderos y de carácter general.

2. EL METODO DE LA CRIMINALISTICA APLICADA.

La Criminalística, en cuanto a técnica o ciencia aplicada, aplica las leyes y principios formulados por la ciencia criminalística especulativa, a la solución de los casos concretos y particulares que se le plantean. El método que aplica para ello es el científico deductivo. En este método también se siguen los pasos de la observación, hipótesis y experimentación.
Los cuatro principios que hacen válido el método que aplica la Criminalística para resolver los problemas que se le plantean con relación a casos concretos y particulares son los siguientes:
a) Principio de intercambio;
b) Principio de correspondencia de características;
c) Principio de reconstrucción de los hechos; y
d) Principio de probabilidad.

- El primero.- Se puede concretar en la siguiente sentencia pronunciada por el investigador mexicano Carlos Rougmagnac: “No hay malhechor que no deje atrás de él huella aprovechable”
- El segundo.- Con relación a este principio Ceccaldi expresa lo siguiente “La similitud es, ante todo, de orden cualitativo y se halla en la base de la búsqueda o investigación esencial: si los efectos son parecidos cuando proceden de una misma causa, es preciso recurrir al juego de la comparación y los detalles significativos en los efectos para que esta similitud conduzca a la identificación de la causa común (por ejemplo, las rayas y estrías de los proyectiles disparados por un mismo cañón)”.
- El tercer principio.- Nos permite inferir, mediante el estudio del material sensible significativo encontrado en el lugar de los hechos, y tomando en consideración su ubicación, naturaleza, cantidad, morfología, etc., cómo se desarrollaron dichos hechos.
- El cuarto principio.- Nos permite deducir, de acuerdo con el número de características encontradas durante el cotejo, la imposibilidad, por ejemplo, de que dos proyectiles hayan sido disparados por la misma arma o, por el contrario, la muy levada probabilidad de que así haya sido. Tratándose de la reconstrucción del fenómeno, opera el mismo criterio.
Con relación a este criterio, Ceccaldi apunta lo siguiente: “La probabilidad es, principalmente de orden cuantitativo y domina el problema del paso de la similitud de los efectos a la identidad de las causas. Ofrece varios grados de resultados, de los que sólo el último será verdad. Aquí todo reside en la estadística”.


La trascendental disciplina que ha ocupado nuestra atención tiene una doble finalidad: una próxima o inmediata, y una última o mediata.

- El fin inmediato o próximo de la Criminalística.- Consiste, como ya dijimos en determinar la existencia de un hecho presuntamente delictuoso, o bien en reconstruirlo, o bien en precisar y señalar la intervención de uno o varios sujetos en el mismo.

- El fin mediato o último.- Es el más importante desde el punto de vista social, consiste en proporcionar a las autoridades competentes los datos científicos y técnicos conducentes para ejercicio de la acción penal, auxiliando de esta manera en la ardua y noble misión de la administración de justicia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario